Se encuentra usted aquí

El Internet Querido

Imagen de Yo amo internet

 

Esta es una carta de la memoria. Una especie de pequeña caja de recuentos.

Empiezo recordando el primer stream de audio que escuche de una orquesta sinfónica; asombrosa experiencia de transmisión en vivo y con calidad de radio antiguo, quizás de mis primeras veces que entre a Internet en la escuela.

 

Recuerdo encontrar los mp3, las taxonomías a veces en forma de nubes, los catálogos y luego los buscadores, las galerías de fotos, las estadísticas, los top 10 (aun que siempre los haga menos), las animaciones en flash y luego las animaciones que ya no son en flash.

 

Recuerdo las primeras veces que escribí en la wikipedia. Un artículo sobre el Kitsch y otro sobre las instalaciones (artísticas).

 

También recuerdo las platicas y discusiones en listas de correo, que luego se convirtieron en chats y luego en comentarios de blogs y luego en pequeñísimos tweets.

 

Recuerdo el software libre y no tan libre que se podía bajar. Sistemas de publicación, administradores de contenido para instalarse y sentirse frustrado. Sistemas operativos para mirar de otra manera el escritorio o para hacer como si fueran otras ventanas. Servidores para correr no sé qué tanta cosa.

 

Finalmente se recuerdan los contactos, luego los amigos y luego los amigos de los amigos y más interesante aún las amigas y las amigas de las amigas y al final el puro contacto al azar que te lleva a una relación bastante en forma. Pura virtualidad y no tanta. Trabajo y pasiones de muchos años o de poco tiempo mirando pantallas.

 

El recuento puede ser extenso. A veces de tan cotidiano parece difícil procurarle amor al internet, como la electricidad el internet ( o será la internet?) pareciera algo que solo se aprecia cuando se va.

 

 Carta que escribi como parte del proyecto yoamointernet

 

 

 

 

Añadir nuevo comentario